lunes, enero 8

El ambiente “cualidades interiores”


Joan Bunning en su libro “Curso práctico de Tarot” Nos explica cinco cualidades interiores que es conveniente tener presentes para efectuar una interpretación, creo que vale la pena tenerlas en cuenta. Todas ellas van referidas al ambiente previo a una lectura. Aquí posteo las interiores:


Actitud receptiva: Es decir estar abierto sin prejuicios y aceptar las cosas sin negación ni rechazo, estar preparado para recibir lo que se necesita saber.


Procurar calma: Si se esta alterado es muy complicado poder oír la voz interior. Los mensajes muchas veces llegan de forma sutil que pueden ser excluidos al estar inquieto. Cuando se esta en calma es mucho más fácil percibir.


Estar centrado: Si se esta disperso y descentrado de la lectura difícilmente se podrá obtener una lectura correcta, por ello es muy importante estar concentrado. Hay que buscar este estado antes de empezar cualquier consulta.


Estado de alerta: Es el estado en el que prestamos el máximo de atención en lo que hacemos, agudizamos los sentidos, las facultades están despiertas y preparadas.


Ser respetuoso: Tratar las cartas como un instrumento valioso no como cualquier cosa. Hay que cuidarlas con pulcritud y darles el valor que se merecen. Sólo con una actitud de respeto se crea una simbiosis entre el interprete y sus cartas.


No hace falta decir que estas cinco cualidades son de sentido común, pero no esta de más verlas escritas para tenerlas siempre presentes. El acto de interpretar para uno mismo o para los demás exige un alto grado de responsabilidad, por ello, es mejor no iniciar una lectura si no se tiene el tono adecuado, al repasar estos cinco estados sabremos si es un buen momento para iniciar la lectura o por lo contrario postergarlo para un mejor momento. Es necesario ser exigente con uno mismo. Seria interesante efectuar respiraciones profundas acompañadas de una meditación de unos cinco o diez minutos para aproximarnos a este estado optimo.


Más adelante expondré las exteriores.


Imagen The New Palladini Tarot U.S. Games Systems, Inc. Fotografía Guido




3 comentarios:

Lecturas...lecturas dijo...

Hola, hola!!!
Como siempre muy interesante todo lo que nos cuentas :-)

Yo agregaría una que para mí es muy importante: no hacer juicios, ponerse en el lugar del consultante.
Hay mucha gente que da consejos y no se trata de eso sino de mostrar lo que se ve en el espejo que es una tirada. Mostrar, lo que hacemos es mostrar. Y cuando se pide un consejo hay que pedirlo al tarot y no al tarotista, me parece. Bueno, en realidad es parte del respeto que se debe no sólo altarot, al mazo sino también al consultante que se confía en nosotros, ¿verdad?

Bsosssssssss

GUIDO dijo...

Hola Jimena,
Encantado de tenerte por aquí con tus sabios comentarios.
Estoy totalmente de acuerdo. El consejo lo da siempre el Tarot, el tarotista es un intermediario que no debe de emitir juicios, solo guiar lo mejor que sepa en ese momento a través de las imágenes.

Muchos Bsoss

la rateta dijo...

Sí, no enjuiciar...sucede que en las cartas se ven algunas cosas tal cual y uno las suelta tal cual. En esos casos siempre advierto a la persona antes de soltarlo...es el típico "leo tal cual, ote digo lo que sale, no es nada personal", no suelen ser cosas especialemnte crueles, pero es curioso lo que uno llega a decir de buenas maneras por relatar ( que no enjuiciar por supuesto)