viernes, mayo 23

Symbolon - Las dos caras de Eva


Signo:
Cáncer/Tauro, Luna/Venus

Resumen del tema: Conflicto de roles, sentimientos ambivalentes, dos almas en un cuerpo, esposa y amante.

Significado de las cartas en la tirada

A. EL PROBLEMA (Como carta sola o primera)

Enfrenta una decisión difícil, no puede decidirse. Un sacrificio es necesario para una u otra decisión, y el sacrificio es además muy grande, así que permanece dudoso. Ese es el corazón del asunto. Dos almas están viviendo en el aspecto femenino de su pecho. Desea ser la madre o la amante (o para un hombre: tener una madre o una amante?) Una decisión sólo sirve para reprimir el problema. La carta sólo le insta a reconocer sus indecisiones!

B. EL CAMINO A TRAVÉS DEL PROBLEMA (Como carta en serie)

Su camino debería llevarlo a identificar dos formas conflictivas y - en el todo - mutuamente intolerantes dentro de sí mismo. Cada una dice "tómame". En esencia esto significa que es incapaz de actuar el rol de una u otra.

C. EL RESULTADO (Como última carta)

Descubre al final que ambos aspectos requieren un lugar especial en su alma, ambos tienen su tiempo y lugar, se sienten cercanas a usted pero no una a la otra. Acepta la distancia que mantienen entre sí.

------------

Si nos fijamos en la imagen de esta carta apreciamos rápidamente una situación de ambivalencia, existen emociones o sentimientos opuestos. Esta carta tiene una expresión del mundo femenino muy importante. Por un lado la simbología de la Luna que nos habla del aspecto materno, de los instintos, de la protección y del cuidado. Por otro la simbología de Venus que nos muestra a una persona preocupada por su aspecto, su belleza, por la necesidad de sentirse atraída y deseada.

Parece que nuestro personaje central duda que camino tomar. La presencia de esta carta puede ponernos en alerta de cuando una persona vive una situación de elección, probablemente por sentimientos opuestos entre dos amores o dos situaciones sentimentales distintas, una segura, la otra desconocida.

******

Principio
Doble vida, sentimientos divididos, vida emocional influenciada por el romanticismo. Fuerte dependencia del amor, necesidad de belleza, feminidad.


Como persona
Define a una persona donde sus necesidades emocionales y su exigencia de amor y de belleza están entrelazados. Se trata de una persona cómoda, de gran sensibilidad, romántica, atractiva y de trato agradable, donde su estado de animo depende mucho de sus relaciones amorosas, y fácilmente puede perderse en el placer del amor. Puede ser una persona con un alto grado de frustración emocional por no saber compaginar estas dos energías. También puede indicar una persona de fuertes fluctuaciones emocionales muy cambiante en sus sentimientos.

Como situación
El esposo o el amante? Los sentimientos se encuentran desequilibrados por dudas y elecciones, la vida emocional nos arrastra hacia un lugar y la vida familiar hacia otro, podría incluirse aquí la llamada “crisis de los 40”.
Define una situación donde es difícil elegir entre la seguridad de lo conocido por un lado, y la aventura y la atracción de lo desconocido por otro. Se vive pendiente de una disyuntiva y existen muchas dudas, no se sabe bien lo que se quiere. Esta carta puede indicar una doble vida sentimental con todo lo que ello conlleva. También puede estar indicando una situación donde se deben encarar estos sentimientos, mirarlos de frente, analizarlos y meditarlos para poder comprenderlos mejor. Puede señalar también la aparición en nuestra vida de una persona que puede convertirse en amante.

5 comentarios:

tarotreiki dijo...

Que carta tan interesante. Me recuerda la potencia de la diosa Madre. Ser Binah o Netzach, ser diosa Joven o Diosa Anciana...
Lo cierto es que las mujeres, en su centro, tienen el poder que necesiten!

Un abrazo,
Mita & Claudio

PS: Muchas gracias por tus comentarios en nuestro blog!

Céfiro dijo...

Muy bueno Guido! ah y felicidades por el premio que recibiste!!

Hada Saltarina dijo...

Muchas veces esta carta ha surgido en situaciones en las que la consultante no sabe compaginar el papel de esposa y el de madre. Pero no sólo me refiero a ser madre de un hijo, sino madre del esposo. Muchas mujeres se enfrentan a esa disyuntiva. A lo mejor les gustaría actuar como amantes, pero se lanzan a tratar a su marido como si fuera su hijo. Es una carta muy interesante

GUIDO dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios!
Entre todos le damos vida al Symbolon.

Saludos
Guido

[ P a n [d] o r a ] dijo...

Me encantó este blog. Si no te molesta voy a linkearte desde mi blog, para no perderte de vista.
Un abrazo y un beso desde Argentina. Nos vemos~